RÍO GALLEGOS.- El intendente, Pablo Grasso, explicó los alcances del proyecto de creación una Sociedad del Estado dentro de la órbita municipal, «responder a las demandas de la comunidad que no pueden cubrir las empresas privadas, Por el contrario, nada tiene que ver con generar competencia a la actividad». En tanto el Secretario de Hacienda, Diego Robles, señaló que Municipalidad SE estará integrada por un directorio y tendrá «un mecanismo de control propio». Además de concejales de la oposición, ya se expresaron en contra del proyecto los comerciantes.

El intendente, Pablo Grasso, y el Secretario de Hacienda, Diego Robles, explicaron los alcances del proyecto que impulsa la figura jurídica Municipalidad de Río Gallegos S.E., que asumirá funciones que ya cumple el municipio como la pavimentación y mantenimiento de calles, e incorporará otras como las telecomunicaciones y el servicio de vigilancia y monitoreo.

El objeto principal de la Sociedad del Estado que ya ingresó el jueves al Concejo Deliberante para su tratamiento, será la prestación de servicios generales tendientes a la conservación, el mantenimiento y la mejora del desarrollo social, económico, urbanístico, cultural y tecnológico de centros urbanos y/o a urbanizarse. «La idea es llegar adonde las empresas privadas no llegan», afirmó el intendente Grasso.

El proyecto ya fue rechazado por concejales de la oposición, quienes sostienen que se trata de una iniciativa «que persigue intereses políticos y económicos del intendente», según Pedro Muñoz.

Publicidad

Publicidad

También desde la Cámara de Comercio y la Federación que nuclea a empresarios y comerciantes, se oponen a la iniciativa por considerar que genera una competencia desleal entre la comuna y los privados: «por ejemplo, el municipio no va a pagar los impuestos que sí pagamos los comerciantes», señalaron desde la entidad.

“Municipalidad de Río Gallegos S.E. será un ente aparte que tendrá una conformación a través de un directorio, con un mecanismo de control propio y que podrá llegar de otra forma al vecino», detalló Diego Robles. 

De esta manera, se puede aprovechar el equipamiento y el recurso humano que tiene la Municipalidad de Río Gallegos”, dijo Robles.

Otro de los cuestionamientos al proyecto es que con la creación de la Sociedad del Estado, «el municipio sale de la esfera del control del Tribunal de Cuentas», manifestó el concejal, Leonardo Roquel.

Los fundamentos de las autoridades municipales.

El objetivo de este proyecto es permitirle al Estado Municipal responder a las demandas de la comunidad que no pueden cubrir las empresas privadas, Por el contrario, nada tiene que ver con generar competencia a la actividad privada. Así lo explicó el Secretario de Hacienda de la Comuna, Diego Robles.

En la jornada, el Ejecutivo Municipal presentó un proyecto de ordenanza ante el Concejo Deliberante, por el cual se propone la creación de una Sociedad del Estado. El objeto principal de la Sociedad del Estado será la prestación de servicios generales tendientes a la conservación, el mantenimiento y la mejora del desarrollo social, económico, urbanístico, cultural y tecnológico de centros urbanos y/o a urbanizarse.

Robles explicó que “La misma, tendría como objetivo la prestación de servicios generales apuntados a responder la demanda de sectores donde la actividad privada no llega, por ejemplo, servicios de transporte público, escolar o de carga en general, recolección y tratamiento de residuos patógenos, comercialización de energía o extracción de materia prima para la construcción, estudios de suelo, servicio de vigilancia y monitoreo, telecomunicaciones e internet, servicio de radiodifusión e imprenta o alquiler de unidades portátiles para oficinas, baños, aulas o boleterías, entre otros.

Al respecto, el secretario de Hacienda del Municipio, sostuvo que “es un proyecto de ordenanza con el cual le damos una herramienta más al Estado Municipal, para ir en este proceso de mejora continua en la calidad de vida de todos los habitantes de la ciudad”, dijo. “Como Estado, tenemos la responsabilidad de tener una mirada más amplia y abarcativa, que contemple la realidad de todos los sectores, como decía el intendente.

Hay lugares donde la actividad privada, por una cuestión de lucro, no cubre las necesidades. Para ello, el Estado tiene que tener una participación activa para abordar de forma propia o complementando el esfuerzo que hace algún privado.

En este sentido, tiene que tener una herramienta que permita hacerlo”.

El funcionario enumeró ejemplos concretos de sociedades del estado que han nacido a la luz de una demanda o necesidad de los vecinos. Es el caso de Distrigas o Fomicruz a nivel provincial. “No es algo descabellado, ni inédito. Hay municipios del país que las tienen y no muy lejanos. En Tierra del Fuego, desde hace años, está Ushuaia Integral, una sociedad del estado, que tiene como objeto principal el transporte público y otros más amplios. En Caleta Olivia está Urbano, que ahora volvieron a reflotar también para el manejo del transporte público”.

Robles informó que en Río Gallegos, “tratamos de darle un objetivo lo más amplio posible, de tal manera que pueda cubrir las futuras demandas de servicios que puedan generar los núcleos poblacionales desarrollados o a desarrollarse acá en la ciudad.

De esta manera, se puede aprovechar el equipamiento y el recurso humano que tiene la Municipalidad de Río Gallegos”, dijo. El secretario explicó que “no se trata de que el Municipio vaya a salir a competir con las empresas privadas, por el contrario, la Municipalidad seguirá prestando los servicios que le corresponden y la Sociedad del Estado responderá donde el privado no llega”, remarcó.

“Municipalidad de Río Gallegos S.E. será un ente aparte que tendrá una conformación a través de un directorio, con un mecanismo de control propio y que podrá llegar de otra forma al vecino. Esto es tener un funcionamiento más ágil y menos burocrático que el que puede tener una estructura municipal”, argumentó Robles.

Mencionó que “como vecino de la ciudad, me hubiera gustado que, en vez de darle el equivalente -en ese entonces- de 600 mil dólares a una empresa de Comodoro Rivadavia para que compre unos colectivos 0km que nunca nadie vio, los hubiera capitalizado en una Sociedad del Estado Municipal, y hubiera comprado los colectivos.

Hoy se fue el empresario, no tenemos los colectivos, ni el servicio, ni el dinero. El Municipio, en su carácter solidario, se hace cargo del pago de los salarios netos de los trabajadores de Maxia, que están en una situación irregular, que viene extendiéndose a lo largo del tiempo.

No podemos pagar sus aportes porque el empleador no genera los formularios para que nosotros los podamos pagar. Estamos imposibilitados de hacer esto. Si tuviéramos la sociedad del estado, podríamos absorber estos trabajadores y poder dotarlos de un marco de normalidad como cualquier otro trabajador o como tienen en una empresa privada. Entonces, este proyecto ofrece una herramienta para cumplir de la mejor forma con los fines del Estado y con los servicios que necesitan los riogalleguenses para mejorar su calidad de vida”, concluyó