SANTA CRUZ.- Luego que el Procurador del Tesoro, Carlos Zaninni, dijera en una entrevista que no se arrepentía de haberse vacunado como personal de Salud, porque «estaba en condiciones legales» de poder hacerlo, el sitio Chequeado.com  corroboró que los dichos del funcionario eran falsos y demostró que la Resolución que según Zaninni lo habilitaba a vacunarse fue posterior a la inoculación del funcionario y su esposa.

Chequeado.com es una organización de periodistas dedicados a validar las declaraciones públicas de funcionarios, que constató que lo afirmado por Carlos Zaninni el martes durante una entrevista en televisión cuando dijo «yo sabía que estaba en las condiciones legales de poder vacunarme», era falso.

Luego de manifestar que no se arrepentía de haberse vacunado como personal de Salud, junto a su esposa, Zaninni fundamentó su decisión en que «el 20 de diciembre surge la Resolución 2883, se firma, yo acudo a la autoridad sanitaria porque estoy incluido, como mayor de 60 años con enfermedades prevalentes y además como autoridad decisional, se podía hacer. Fui y lo hice «, precisó el jefe de los abogados del Estado Nacional.

De acuerdo a documentación recabada por Chequeado.com, «el Procurador del Tesoro de la Nación se vacunó en enero de 2021, según publicó el diario La Nación y también confirmó el Ministerio de Salud de la Nación al incluirlo en el listado de los vacunados VIP».

Publicidad

Publicidad

Sin embargo cuando Zannini se vacunó, según estableció una resolución del Ministerio de Salud que él citó ayer en una entrevista en C5N, los grupos prioritarios a inocular eran el “personal de salud”, “los adultos de 70 años y más” y las “personas mayores residentes en hogares de larga distancia”.

Según información oficial, Zannini tiene 66 años, por lo tanto al momento de vacunarse no pertenecía a ningún grupo prioritario. El Ministerio de Salud estableció qué funcionario debía ser considerado como “personal estratégico” un mes después de que el Procurador del Tesoro se vacunara, luego del escándalo que generó el cambio de ministro.

El 26 de febrero último, poco más de un mes de la vacunación de Zaninni, el Ministerio de Salud emitió la resolución 712/2021 en la cual estableció qué funcionarios debían ser considerados como “personal estratégico” a vacunar contra el coronavirus debido a la importancia de sus funciones. Allí se estableció que son aquellas “personas que cumplen funciones de gestión importante y necesaria para el Poder Ejecutivo y tienen riesgo aumentado de exposición en sus tareas presenciales”, que puedan acreditar su rol estratégico y sin importar su edad ni su condición de salud.

La jueza federal María Eugenia Capuchetti, que investiga el escándalo nacional conocido como “Vacunagate”, pidió en marzo último información al Ministerio de Salud de la Nación para verificar quiénes de las 70 personas que figuraban en el listado que presentó la Casa Rosada como vacunados por este circuito informal en el Hospital Posadas integran la nómina del personal de la Salud. 

Fuente: www.chequeado.com