SANTA CRUZ.- Enfermeros marcharon hoy a la Jefatura de Policía y a la Comisaría Sexta para repudiar el accionar de los efectivos que durante un procedimiento golpearon al enfermero Sebastián Barrientos, quien sufrió lesiones en el rostro, una de sus piernas y una fractura del apófisis transversa de L3. «No eran policías los que me estaban pegando, eran delincuentes», dijo el joven visiblemente acongojado. Iniciaron sumario a los policías involucrados. Crédito: Adrián Barabino.

Durante las primeras horas del domingo, el enfermero Stebastián Barrientos, quien trabaja en el Hospital Regional se detuvo en un control de tránsito municipal en inmediaciones de Autovía 17 de Octubre que culminó con el secuestro de su vehículo por «falta de documentación» según informó luego la policía que intervino a requerimiento de los inspectores de tránsito.

En estas circunstancias Barrientos fue detenido por «desacato y resistencia a la autoridad», según informó la policía, y luego trasladado a la Comisaría Sexta donde denunció que fue golpeado y terminó internado en el hospital Regional donde le certificaron lesiones en el rostro, una de sus piernas y una fractura del apófisis transversa de L3 según informe médico.

«Cuando estaba en el piso en medio de un charco de sangre parecía que más placer les daba golpearme».

Publicidad

Publicidad

«No le recomiendo a nadie todo lo que me eta pasando porque parece una película de terror», dijo Sebastián Barrientos entre lágrimas desde la escalinata de ingreso a la Jefatura de Policía donde se convocó a una marcha de repudio contra el accionar policial.

«Soy una persona fuerte y trato que las cosas no me afecten tanto», señaló el joven, y añadió; «No eran policías los que me estaban pegando, eran delincuentes los que me estaban pegando» afirmó, yo hacía caso, quería que terminara todo y terminara esa pesadilla», detalló.

Los manifestantes también marcharon hasta la Dirección de Tránsito Municipal para hablar con las autoridades responsables del procedimiento que desencadenó en la golpiza que sufrió el enfermero Sebastián Barrientos, pero no fueron recibidos.

Por último se dirigieron hasta la Comisaría Sexta, donde el Comisario Inspector Sergio Alejandro Luján, salió de su despacho para escuchar el reclamo de los manifestantes.

El enfermero cara a cara con el Comisario Inspector Luján de la Comisaría Sexta

Según fuentes oficiales, la Policía inició sumario a los efectivos involucrados en el hecho aunque no trascendió cuántos fueron los policías sometidos a investigación.

El abogado Javier Stoessel adelantó que van a presentar una denuncia penal por abuso de autoridad, incumplimiento de deberes de funcionario público y apremios ilegales. La presentación se basará en informes médicos que certifican las lesiones que sufrió el enfermero.

El informe de Policía

Por su parte la policía de Santa Cruz a través de un comunicado dio su versión de lo ocurrido durante el procedimiento que terminó con el enfermero golpeado.

Bajo el título «Atentado y resistencia a la autoridad y lesiones leves», informó que esta mañana a las 07.00 hs efectivos de la División Comisaria Sexta, es solicitado de forma urgente en inmediaciones de la Av.17 de Octubre y Calle Gendarmeria Nacional, donde habría un conductor intentando agredir al personal municipal».

Añade que en el lugar se realizaba un operativo de tránsito Municipal y «mientras se realizaba el control de un vehículo marca Ford Orion, que carecía de documentación vigente, y su conductor de 34 años, fuera del vehículo alterado, al entrevistarse con el mismo, comenzó a proferir insultos, y agrediendo a un efectivo policial en el rostro, cayendo este al suelo».

Según el parte policial, «ante tal situación se intentó reducir al mismo, y fue conducido a la dependencia, ingresando el mismo aprehendido en causa judicial que se inicio al momento de la agresión verbal y física sobre el uniformado».

La policía informó que una vez que el enfermero fue ingresado a la Comisaría División Sexta «comenzó a autoagredirse, quedando constancia de lo sucedido. Por otra parte el efectivo policial fue atendido en el nosocomio local resultando con una lesión cortante en su rostro sector de la oreja izquierda y nariz y golpe en una rodilla».