RÍO GALLEGOS.- El intendente de 28 de Noviembre., Fernando Españón, se movilizó hasta casa de Gobierno para pedir asistencia financiera para abonar salarios. Sienten que se genera desigualdad con los municipios vecinos, «un compañero municipal gana 30 mil pesos y ya no da más», dijo el jefe comunal. La respuesta del gobierno, en las declaraciones de la subsecretaria Marisa Mansilla.

La realidad financiera del municipio de 28 de Noviembre está llegando al límite de no poder pagar los sueldos a sus empleados, por este motivo el intendente, Fernando Españón, se movilizó hasta Río Gallegos junto a un grupo de trabajadores municipales para pedirle ayuda económica al gobierno provincial.

Contó que un empleado municipal percibe un sueldo muy por debajo de la línea de pobreza, «cobra 30 mil pesos y con el 15 % de aumento suma 4500 pesos, y eso no le alcanza», señaló a la prensa en las puertas de Casa de Gobierno, mientras esperaba ser recibido por las autoriades.

Describió que edificios y equipamiento municipales se encuentran en avanzado estado de deterioro, «el gimnasio está partido por la mitad» ejemplificó, y contó que parte del equipamiento y maquinarias, están obsoletos.

(Video gentileza Infomedia 24).

La respuesta del gobierno.