EL CALAFATE.- Los brigadistas del Parque Nacional Los Glaciares con sede en El Chaltén, continúan esperando los pases a planta prometidos y que les completen la entrega de indumentaria de seguridad. Hace un año recorrieron a pie los 230 kilómetros que hay entre El Chaltén y El Calafate, para visibilizar su reclamo que solo fue respondido parcialmente. (Foto portada: archivo).

Recuerdan que hace un año tuvieron que caminar cuatro días desde El Chaltén a la sede de Parques Nacionales en El Calafate para visibilizar su demandas laborales, «para pedir que se nos reconozcan los elementos de seguridad, la categorización correspondiente, la firma de Protocolos de acción, una jubilación acorde, y los pases a Planta Permanente».

Video del 5 de mayo 2021

La respuesta a aquel reclamo llego parcialmente, «pudimos obtener mochilas, pantalón, campera, casco y botas. Un solo equipo para cada Brigadista. La firma de sólo 2 Protocolos y tres recategorizaciones», detallaron.

Aún resta completar la entrega de «mosquetones, grampones y una larga lista de elementos que en los rescates usamos y aportamos equipo personal».

El 1 de Mayo, Día del Trabajador, difundieron que los guardaparques «están peleando por un salario justo y no logramos aún el pase a Planta Permanente», y que sus colegas de otros puntos del país, «siguen trabajando en malas condiciones y envejeciendo sin certezas sobre como vivirán buena parte de su vida», concluyen.

El trabajo de los brigadistas de El Chaltén, cada vez adquiere mayor relevancia en la medida en que crece el turismo y el lugar es escogido por escaladores de todo el mundo que desafían las cumbres nevadas del cordón montañoso cuyo pico más elevado es el imponente cerro Fitz Roy.