EL CHALTÉN.- Las familias que residen en el predio del club de fútbol aun esperan respuestas de las autoridades para que agilicen la entrega de tierras para poder acceder a una parcela que esperan desde hace años para construir sus viviendas. Los vecinos que pernoctan en el lugar fueron censados allí, en tanto el viernes presentaron un amparo. El predio está cubierto por un manto de nieve.

Cuando se cumple un mes de la decisión de acampar en la cancha de fútbol del club Patagonia Austral, las 11 familias que pernoctan en el predio todavía esperan «una solución real y concreta a la situación de extrema vulnerabilidad habitacional», en la que se encuentran.

El día del censo, los vecinos que permanecen las 24 horas en el predio, fueron registrados en el lugar.

Por otra parte, y «en un acto más por seguir apostando a las instituciones y a la legalidad, es que 19 familias, que día a día vemos vulnerados nuestros derechos humanos mas básicos, decidimos llevar adelante un recurso de amparo interpuesto contra el gobierno municipal y provincial.

«Fuimos expulsados por el propio estado a esta situación luego de agotar todas las instancias institucionales y de diálogo», expresaron a través de un documento que hicieron público.

Los vecinos duermen en carpas y casillas, hoy el predio estaba cubierto de nieve y la temperatura desde hace varios días se mantiene bajo cero lo que demanda mayor cantidad de leña y combustible para que se puedan calefaccionar.

Plantean que son un grupo de familias sin acceso a sus derechos humanos y constitucionales y sin acceso a servicios esenciales, que se autogestiona», expresan, y destacan que subsisten gracias a la solidaridad de los vecinos del pueblo que los asisten.

Se trata de 11 familias que no tienen tierras, a las que se suman otras 300 familias que se encuentran en la misma situación «con sus derechos esenciales lesionados».

Afirman que ningún funcionario se ha acercado al predio, y que «aquellos encargados de garantizar nuestros derechos y los de nuestros niños, solo se han acercado al campe para amedrentarnos con amenazas», comentan.

Consideran que gracias a la medida del acampe, consiguieron visibilizar su reclamo y que se declare la Crisis Habitacional, además de la firma de un acta compromiso entre el ejecutivo y legislativo municipal para dar solución a la crisis habitacional, «Hoy estamos a la espera de lo que resuelva el Juez», concluyen.

Reiteran que la decisión del acampe se realizó en forma pacífica, «ni invadiendo, ni destruyendo nada, siendo que es público y notorio lo que sucede en El Chaltén», y recuerdan que solo quieren que se atienda su derecho de acceso a la tierra que esperan desde hace años.

Por último el documento exige la ampliación inmediata y de forma ordenada del ejido urbano, como también «la realización del camino de acceso al predio de 11 hectáreas, cedido por APN, y el cumplimiento del traslado de la cancha de futbol junto con todas las mejoras necesarias para proporcionar un espacio adecuado para el desarrollo de las actividades del club«.