EL CALAFATE.- La gimnasta olímpica brasilera Ethiene Franco pasó por esta ciudad donde impartió una clínica de gimnasia artística en el Centro de Estudios Valdocco, y con enorme simpatía y carisma cautivó a niños y jóvenes en dos días de mucho ejercicio y emoción.

La gimnasta fue parte del seleccionado brasilero hasta que se retiró de la alta competencia a los 22 años, participó de los Juegos Olímpicos de Beijing en 2008 y de Londres en 2012. Tras retirarse se radicó en Argentina en la provincia de La Rioja, donde se recibió de médica hace solo un mes y espera en el futuro especializarse en traumatología. Sin embargo la gimnasia artística sigue siendo su gran pasión.

«La gimnasia es un deporte hermoso pero duro. Son muy pocas nenas que llegan a nivel élite porque es un deporte que exige mucho física como psicológicamente», comparte la gimnasta nacida en Curitiva, Brasil, quien en la actualidad da clases en el DARP, la Dirección de Actividades Recreativas y Deportivas, del municipio de La Rioja.

Ethiene Franco, en la Fundación Valdocco – Entrevista Winfo Santa Cruz

«Hay que seguir día a día, pasito de hormiga, intentar todos los días porque el esfuerzo siempre le gana al talento, lo que gana es el trabajo diario», es una de las frases que le gusta repetir a sus alumnos y cuenta que durante su carrera recibió el entrenamiento de gimnastas rusos y eso es lo que busca compartir con las nuevas generaciones.

«Yo nunca fui la mejor de mi equipo, siempre quedaba al último, entonces yo siempre intentaba hacer lo mejor que podía hacer, sabía que por ahí no iba a ganar la medalla, pero si me salía la serie completa sin un error, me quedaba completa y eso me llevó a ir mejorando año a año, hasta que logré ser parte de la selección nacional de mi país», y por eso a los jóvenes les trata de inculcar el deporte, siempre en la medida de las posibilidades de cada uno: «tenemos que trabajar, no buscar la medalla, sino buscar lo que cada uno puede hacer mejor«.

La clínica se realizó en el marco del taller «Gimnasia Artística Valdocco» a cargo de los profesores Ezequiel Rosas y Camila Segovia Salinas y coordinado por José Alberto Soria, la actividad depende del Centro de Estudios Valdocco coordinado por Ezequiel Sabatella. Casi un centenar de niños y jóvenes entre 4 y 16 años participan cada semana de las clases en la sede de la Fundación.

Ayer estuvo saludando a la gimnasta Giselle Ratcliffe, Directora general de la casa en El Calafate, que pertenece a la Fundación Valdocco dirigida por Juan Carlos Molina.

Antes de El Calafate dictó, junto a la gimnasta olímpica Daniela Conde, la Clínica de Gimnasia Artística – Seguridad Psicológica y Motivacional en las instalaciones del Anexo Polideportivo Lucas Moussou, en Río Turbio.