EL CHALTÉN.- La pandemia por el COVID 19 generó situaciones extraordinarias para muchas personas. El simple regreso al hogar de trabajadores al final de una temporada, terminó transformándose en una espera angustiosa e interminable. Es en estas circunstancias cuando las personas ponen todo de sí, para tenderle una mano al otro. Tal fue la actitud del responsable de una empresa de transportes que trasladó de regreso a su provincia a 14 trabajadores formoseños que trabajaban en Santa Cruz cuando se desató la pandemia. Estuvieron dos meses varados.

José «Pampa» Retamales, propietario de la empresa transportista, Vía Chaltén, detalló a Winfo Santa Cruz, el periplo de organizar un viaje que implicó atravesar el país a lo largo de 4.000 km en medio de la cuarentena por la pandemia y la urgencia de llegar en tiempo y forma en la fecha que la provincia de Formosa les había señalado, el 16 de mayo. ¿La razón?, en Formosa no hay pandemia y los pasajeros que viajaban desde Santa Cruz ya tenían un lugar asignado para pasar la cuarentena, la misma que aún cumplen.

El viaje desde El Chaltén a Formosa

Para poder cruzar el país, Retamales llevó adelante un intrincado proceso de permisos y autorizaciones que incluyó la salida desde Santa Cruz y el ingreso a Formosa, pero además, autorizaciones ante la secretaría de Transporte de la Nación que le permitieran circular al vehículo con 14 pasajeros y dos choferes. Dos días antes de partir, el viaje estuvo a punto de caerse, cuando los pasajeros optaron por otra empresa, pero al enterarse que no contaba con los permisos para ingresar a Formosa, desistieron.

Esta es la historia de un viaje más, que a la vez es más que un viaje: cuando el trabajo se convierte también en una misión humanitaria.

Publicidad

Publicidad

Foto de portada: Diario La Mañana On line de Formosa.