EL CALAFATE.- La donación de los órganos del joven Enrique Serra, quien falleciera el domingo a causa de un accidente en la ruta, tuvo hoy su correlato ya que uno de esos órganos que fuera ablacionado en el hospital local, ya fue implantado a una mujer que requería de un transplante, y estaba en lista de espera. El interventor del SAMIC confirmó la noticia:  «Hablé con el dr Ricardo Campodónico que es el director ejecutivo del hospital El Cruce y me dijo que ya estaba implantado el hígado en una mujer joven, y que estaba evolucionando en forma favorable», señaló el Lic Gastón Ortíz Maldonado. Un joven de 38 años quien falleció luego de que el camión que conducía volcara en proximidades de Gobernador Gregores, fue el donante múltiple de órganos cuya ablación fue realizada en el SAMIC por médicos y auxiliares del hospital.  Fue la primera ablación múltiple de órganos que se realiza en El Calafate. Luego de cumplir con el protocolo de rigor, y de la ablación que involucró a los servicios de Neurocirugía, UTI, Cirugía, Quirófano y el equipo con el que cuenta el hospital para la realización de este tipo de operativos, se dispuso el inmediato  traslado de los órganos al INCUCAI, los que arribaron ese mismo día a Buenos Aires. El Cruce SAMIC de Florencio Varela donde esta mañana se realizó el implante del órgano a una paciente mujer, «es el hospital de más alta complejidad de sudamérica que solo hace transplantes y tiene pacientes en terapia intensiva», explicó el licenciado Ortíz Maldonado. El donante, Enrique  Serra, era oriundo de la localidad de Dolavon, Chubut, padre de cinco hijos, y fue su esposa quien expresó la voluntad de la víctima de donar sus órganos, y autorizó la ablación de órganos.
Lic Gastón Ortíz Maldonado interventor del SAMIC
En cuanto a la identidad de las personas donantes o receptoras, que en este caso se reveló el interventor manifestó que «en el caso de la esposa de Serra, ella autorizó dar a conocer la identidad del marido», aclaró. Según informó el interventor del hospital, Lic. Gastón Ortiz Maldonado, “la esposa quiso que la muerte de su esposo salve otras vidas” por lo que “esa voluntad de la familia fue rápidamente ratificada en términos legales y se pudo realizar una ablación de acuerdo al sistema de Donación del INCUCAI”. Luego del accidente ocurrido el fin de semana en proximidades de Gobernador Gregores, llegaron al hospital SAMIC dos pacientes derivados del hospital de Río Gallegos, quienes fueron atendidos en la UTI y, ante el fallecimiento de uno de ellos, miembros de los equipos de cirugía, quirófano, UTI, Guardia, Legales y personal de movilidad se abocaron al operativo de ablación. Hasta hoy el compañero de Serra aún se hallaba en terapia intensiva en el hospital SAMIC, y en estado grave según informaron fuentes del nosocomio.